El crochet o ganchillo es una técnica en la cual se emplea una aguja con un gancho en la punta.  Se trabaja un punto a la vez a diferencia del Tricot o tejido a dos agujas en la que se ponen una cantidad de puntos y se van pasando de una a otra aguja a medida que se va tejiendo. El ganchillo es muy popular y se pueden hacer infinidad de trabajos desde los básicos hasta los más elaborados. En el mercado existen una gran variedad de modelos y marcas. Debes escoger aquella que más cómodamente se adapte a tu mano y muy importante es que sea liviana. El no trabajar confortablemente y por varias horas sin descanso, puede llegar a generar problemas en tus preciadas manos.  Uno de los problemas más usuales es el conocido como el Síndrome del Túnel Carpal o Carpiano el cual genera dolor en la muñeca y dedo pulgar y en casos extremos llega a ser incapacitante.  Es por esto que una aguja liviana y confortable, junto con periodos de descanso y relajamiento de tus manos es muy importante. Aunque no existe una única forma correcta de sujetar las agujas, existen dos métodos generalizados :

El método lápìz : el cual es el más generalizado y como su nombre lo indica copia la posición de los dedos cuando tomas un lápiz para escribir

pencil 1pencil 2pencil 3

 

El método cuchillo : en donde la postura de los dedos copia cuando sujetas un cuchillo para cortar y es el método recomendado cuando problemas en la muñeca están presentes. knife 1knife 2knife 3

Personalmente utilizo la primera forma de sujeción cuando trabajo con hilos livianos y la segunda cuando uso hilos más gruesos y pesados reduciendo de esta manera tensión y cansancio.

Selección del ganchillo adecuado para cada labor

La tabla que encontraras a continuación les presenta la relación entre la medida del gancho de la aguja, el número con que  algunos países los clasifican y el material con que son fabricadas.

Ganchillos de Acero

para hilos finos

 

Ganchillo de Aluminio, Plástico o Madera para hilos gruesos

U.S.

mm

 

U.S.

mm

14

0.75mm

B-1

2.25mm

13

0.85mm

C-2

2.75mm

12

1.00mm

D-3

3.25mm

11

1.10mm

E-4

3.50mm

10

1.30mm

F-5

3.75mm

9

1.40mm

G-6

4.00mm

8

1.50mm

7

4.50mm

7

1.65mm

H-8

5.00mm

6

1.80mm

I-9

5.50mm

5

1.90mm

J-10

6.00mm

4

2.00mm

K-101-2

6.50mm

3

2.10mm

M/N-13

9.00mm

2

2.25mm

N/P-15

10.00mm

1

2.75mm

P/Q

15.00mm

0

3.25mm

Q

16.00mm

00

3.50mm

S

19.00mm

 

En algunos países, los hilos o lanas para tejer, tienen impreso en las etiquetas que tipo de ganchillo o agujas se recomiendan. Si en donde vives no tienes esta ayuda, tienes dos opciones: la más sencilla suele ser pedirle a la dependiente del sitio donde vas a comprar que te recomiende cual aguja usar, o el siguiente método practico :  toma el hilo que quieres utilizar y colócalo sobre la parte del gancho de la aguja y compara las dimensiones de ambos.  El tamaño de aguja que más se acerque al diámetro del hilo será la aguja que vas a utilizar para realizar tu primera muestra.  Como regla general mientras más fino es el hilo o la lana que vayas a utilizar el número del ganchillo será mayor (menor tamaño de la aguja).  En el caso de lanas más gruesa y utilizando agujas de aluminio, plástico o madera la combinación de letra y numero irán en aumento.

 

Antes de comenzar tú trabajo en crochet

Cuando tienes el modelo o punto a emplear y el material seleccionado para tu trabajo, utiliza una aguja basada en lo anterior, tu experiencia o la recomendación de tu tienda.  Entonces haz una muestra de más o menos 10 cm (4 “) y observa como  se ve y toma la decisión final sobre el tamaño de la o las agujas que vayas a utilizar para tu trabajo. Si tiendes a tejer apretado, es mejor utilizar una aguja de mayor diámetro al sugerido/seleccionado (por ejemplo si utilizas  hilo y una aguja número 8 y la muestra se ve muy tupida o apretada utiliza para tu proyecto una aguja número 7, si trabajastes con lanas gruesas y la aguja era la H-8, entonces utilizaras la I-9 para tu trabajo).

Hay proyectos que se hacen con aguja gruesa y lana delgada  para darle más soltura.

Al tener la muestra lista a tu gusto mide el tamaño que quedo de manera que puedas calcular la cantidad de cadenetas que vas a necesitar para tu trabajo. Recuerda que las medidas pueden variar, solo cambiando el número del ganchillo o el grosor del hilo/lana.

Finalizando esta parte es hora de comenzar a mover las manitos y a crear piezas únicas. Valora lo que haces, las tejedoras como tú y yo, a diferencia de una máquina,  podremos tejer el mismo patrón pero la energía, el cariño y la entrega harán que cada trabajo sea único.

Triny

Compartelo :Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on RedditShare on StumbleUponTweet about this on TwitterEmail this to someone
Translate »
%d bloggers like this: